Portabebés ergonómico

¿Cuál es la diferencia entre porteo ergonómico y no ergonómico?

Los portabebés ergonómicos son aquellos que respetan la fisiología y anatomía del cuerpo del bebé y del portador, debemos pensar que un bebé recién nacido no sostiene el cuello, ni se sienta ni puede ponerse de pie por que su cuerpo, sus vértebras y su columna vertebral están todavía madurando, se irán fortaleciendo con los meses, poco a poco, por tanto es muy muy importante no forzar nunca las posiciones, la forma en que cPosición M olocamos al bebé, así que podemos decir que un bebé no debe ir nunca con su espalda recta, erguida, si no que debemos respetar la curvatura natural de su espalda, su posición fetal natural.
Debemos cuidar también la posición de las piernas, por ejemplo un bebé recién nacido de forma natural está recogido, en posición fetal, así pues lo vamos a colocar en el portabebés respetando este recogimiento, con sus piernas encogidas lo podremos colocar en posición cuna o vertical, siempre respetando la curvatura natural de su espalda.

La posición de las piernas “M” que favorece el desarrollo de la cadera es colocar las rodillas más arriba que el culito, como podemos observar en la fotografía de abajo, los bebés a partir de los 4 meses adquieren de forma espontánea esta posición más sentada, con la cadera abierta favoreciendo de este modo un buen “anclaje” de la cadera con la cabeza del fémur.

También te puede interesar >> ¿Cómo elegir el portabebés adecuado?